Silverbacks

La magia de Fontaines D.C. concentra entre sus adeptos a Silverbacks, paisanos y 'nuevos' allegados, teniendo en cuenta aquí el lavado de cara garagero callejero que han mostrado desde mediados del año pasado, momento en el que publicaron su EP debut "Sink The Fat Moon", materializando este cambio referentes como 'What's In Your Bag''Holiday In Cambodia', donde un fuzz alarmista es capaz de penetrar en lo más hondo de uno mismo y engancharte  con esa oscuridad terrorífica más bien asociada a Drahla y a sus otros colegas, Girl Band, de los cuales, Daniel Fox, atraído por esos cantos de sirena tan reconocidos aquí y allí al bajo, ha decidido poner su granito de arena en la producción, haciendo que 'Just In The Band', su último single hasta la fecha, tenga ese encontronazo de frente con la música, por aquello de avistar la catarsis que se le viene al oyente, afilando las guitarras un post-punk que bebe de los vientos dream-pop en su entonación, pero manteniedo su enclave setentera para no perder su alma, el cual venden a 'Dunkirk', recital anaeróbico sentimental en el que las guitarras de Daniel O'Kelly, Kilian O'Keally y Peadar Kearney, beben un whisky añejo que los dos hermanos escupen al micrófono, haciendo que Emma Hanlon (bajo y vocales) y Gary Wickham (batería) ayuden a procrear un Pulp Fiction alternativo cuyo final llama a las puertas de Two Door Cinema Club.

Flasher / Public Practice / Gong Gong Gong - Split Tour Flexi 7"

Wharf Cat Records ha querido despedir el año con un split que refleja sus distintas miras estilísticas, contando para ello con 3 bandas a las que de una u otra forma han echado el ojo, y que aquí sacan a relucir un tema inédito por barba, siendo los primeros Public Practice, los cuales vienen de publicar su EP debut también para el sello neoyorquino, y que con 'Slow Motion', hacen ver que si ya tienen nuevo material listo para la acción, quizás el 2019 sea el año de su debut en largo, al que seguro se va a traspasar la diversión que aquí se cuela gracias a las cuerdas del cuarteto, manteniendo entre ellas una conversación alucinógena que la batería intenta mantener en calma, pero la energía de Sam al micrófono, donde muestra estar preparada para agitar la escena con canciones protesta, hace saltar todo por los aires junto a ese bendito mal endémico llamado fuzz, aunque casi pierde la partida en detrimento de un jazz saxofonista que pretendía tirar todo abajo.

Gong Gong Gong, viejos conocidos de los americanos, se presentan con 'Down Quantity Road', y al igual que sus piezas de orfebrería ya conocidas, el dúo venido de Beijing formado por Joshua Frank al bajo y Tom Ng a la guitarra, fabrica un tema que es cocinado desde el underground, buscando un ritmo que seguir para luego romperlo, destrozarlo, humillarlo y hacer de él lo que quieren al son de la industrialidad drone, impregnando mientras tanto los oídos de esa psíquica psicodélica cantonesa tan suya, la cual deja en último lugar a Flasher y su 'Terms And Conditions', sorprendiendo por alejarse del pop salpicado de rock al que nos tenían acostumbrados, abrazando en esta ocasión una suerte de synth-pop ochentero que arranca con un toque de intensidad made in la BSO de Stranger Things y así poner a todos en situación, líandose la manta con un bodegón de microsonidos lo-fi para despojarse de sus autoimposiciones y dejarse llevar por eso que llaman experimentación.


📷 philly.carpe-diem.events

Es - Object Relations EP

Es han llegado a mis oídos, y van a permanecer en ellos durante mucho tiempo, gracias en parte a que a la hora de abrir en cuatro partes su EP debut "Object Relations", via La Vida Es Un Mus, el primer bocado, rezuma un rollo NOTS que provoca un sentimiento contradictorio, ese en el que uno quiere quedarse aquí para siempre, pero a la vez degustar el resto de los temas que lo acompañan, aunque voy a quedarme un rato más deleitándome con ese conjuro cordal que hace que solo quieras ir hacia él, a sabiendas de que simplemente te están engatusando para ir a su mundo fantástico, orquestado por el bajo de Katy, los teclados de Flora y la batería de Tamsin (Scrap Brain), poniendo Maria el toque tétrico gracias al punk que escupe por el micrófono, tirando de la misma manta 'Seagulls', aumentando más si cabe la locura y la angustia a medida que la oscuridad y el post-punk se apoderan de la vibración de las teclas y cuerdas, lo que hace que una y otra vez se tropiecen con esa bendita piedra que ya se puede calificar como sonido propio.

Bitch Diesel

El punk está de enhorabuena con la llegada de Bitch Diesel, un trío que lleva lanzando obras de arte desde el 2016, cuando todavía eran un cuarteto, lanzando por aquel entonces 'Pash Rat' y 'Manager', punk de sobremesa de licores caros que tiene la esencia de NOTS en la primera, y de The Coathangers en la segunda, juntando en ambas las voces de todas sus componentes, blandiendo tanto tranquilidad como excitación fuzzera sobre la instrumentación, compuesta por las guitarras de The Falcon y The Stang, el bajo de Silver Skidmark y la batería de The Charger, bajándose del carro australiano la primera, enfrentándose 'The Skull' a la adversidad empapando sus vestiduras de alcohol y barrios underground donde la suciedad del lo-fi destaca por encima de la psicodelia, el pop inocentón sesentero y el garage, poniendo los pies en el barro cuando el grunge con mayúsculas se hace con los mandos, saliendo de él con un noise que incluso aúna algo de shoegaze en su alma.

Black Midi - bmbmbm 7"

Black Midi son los nuevos elegidos para quemar el mundo entero, Europa, UK, y por ende, Londres, encendiendo la chispa con un 7" debut, via Speedy Wunderground, que literalmente ha volado de las cubetas donde ha sido dispuesto, y eso es gracias a 'bmbmbm', el tema que da nombre al disco, y que basa su argumentación en un rock metido en su mundo, dejando en segundo plano los vocales de una voz femenina que discuten con los masculinos de Geordie Greep, soltando él y Matt Kelvin ramalazos de riffs guitarreros encubiertos de Big Ups y Girl Band cuando se le calientan los huevos al primero, haciéndose con el micro en su totalidad mientras Cameron Picton al bajo y Morgan Simpson a la batería, ejecutan un ruido blanco que se convierte en rosa cuando actúan todos en conjunto, decapitando el tímpano hasta provocarle un tinnitus irreversible que saca a relucir lo punk del asunto.

Mini Skirt

El verano australiano no causa el calor que desprenden los temas del cuarteto Mini Skirtque desde el momento en el que hicieron acto de presencia con su "Mate (Demo)", vió la luz un golpe de garage y fuzz grungeados punkeramente por su cantante, no se sabe a ciencia cierta si por actitud o por el alcohol concentrado en sus venas, aunque la receta ha seguido funcionando en su primer EP, "Taste", con la testosterona puesta en el post-punk ('Dogs') y en los 50's ('Billy Elliot'), con la que hacen suya la pista de baile, moviendo el esqueleto junto a los despojos que inundan los cierres de las mejores fiestas, compartiendo cervezas y confidencias gracias a 'Out Of Place', alcanzando el nuevo día al llegar 'Security', donde vomitan toda la brasa que tenían para darnos hasta que relamen su conciencia cuando entra en juego 'Pash Rash', vuelta a la realidad y al más pésimo de los recuerdos de una vida que ya no volverá.

Lokoy - Can We All Go To Bed EP

Después de unos meses de debutar con el single 'Malibu'Lasse vuelve con su EP debut bajo el brazo, titulado "Can We All Go To Bed" y publicado a través de Propeller Recordings, dando buena muestra del giro estilístico que impregna su aventura en solitario cuando uno la compara con la actitud punk que muestra al bajo en Sløtface, dejándolo bien claro con el filtrado vocal de graves y agudos a lo Låpsley que desprende el tema que da nombre al álbum, bailando sobre el lago de los cisnes de pop electrónico que se marca el sintetizador, dejando que un mundo tocado por la barita mágica de Glass Animals le hagan mostrarse tal y como su madre lo trajo al mundo, despojándose definitivamente de cualquier miedo en 'Malibu (ft. Girl In Red)', volando como Superorganism sobre un mundo dividido a partes iguales entre lo digital y lo analógico, consiguiendo caer la intensidad de sus vocales en una agresividad de combustión espontánea que les hace sobrevolar entre gángsters metidos en el hip-hop y en hardcore reverberativo, nada que afortunadamente desaparezca de su radar rápidamente para volver a ser una réplica en grado siete de The xx.

Fontaines D.C. - Too Real 7"


El quinteto irlandés vuelve a hacer acto de presencia con dos nuevos temas repartidos en un nuevo 7", "Too Real", de nuevo a través de Partisan Records, y con el primero de ellos, homónimo al título del álbum, dando la cara bajo una introducción de esas a las que Cloud Nothings nos tienen mal acostumbrados, y que va sumando componentes a su ecuación hasta que rompe una explosividad rockera garagera cuyas cuerdas buscan los emplazamientos vacíos de sonido para jugar con el espacio-tiempo con la técnica Pong, momento en el que  la voz de Grian se manifiesta para juntar en la lírica revolución y dinero con el estilo ácido de Jason Williamson en Sleaford Mods, resultando letalmente punk cuando la psicodelia instrumental implosiona junto a su voz, volviendo 'The Cuckoo Is A-Callin' a la parte sesentera y así mostrar la cara más amable del grupo, dándole un toque folky a esa historia amorosa, donde las cuerdas elaboran el canto del cuco y el sonido de su revoloteo.

Coeval - EP

Coeval son un trío de Londres que abraza el lado oscuro de una paleta de estilos que su "EP", via Le Turq Mecanique, centra entorno a finales de los años 70 y principios de los 80, sacando 'Chest Rattle' los primeros a través de un post-punk ácido industrial basado en Girl Band, cuyas cuerdas arañan los mástiles de las guitarras de Bene Pooley y Jack Gay, así como las del bajo de Quentin Pierce, desenvolviéndose el primero en las tareas punk de los vocales, y el último, en la programación de unos microsonidos que se visten de un sonido lumínico cuya velocidad se convierte en una interceptación de las mentes que lo escuchan, teniendo así a cualquiera a su merced, utilizando 'In Hesitation' el baile para asentar su provocativa propuesta, ayudados al micrófono por esa combinación del mundo de George Mitchell (Eagulls) con el de Joe Talbot (IDLES), originando una belleza gutural en la que las cuerdas lloran el sacrificio de los vocales.

Girls In Synthesis - Fan The Flames E.P

El trío de Londres ha escogido para su nuevo EP, "Fan The Flames", el mejor título posible por aquello de que sus temas que no descansan nunca, empezando por la canción que da título al álbum, jugándoselo todo a la carta halloweenesca del noise y el garage, entrada gloriosa a los vocales de John Linger, los cuales aquí se muestran en modo Isaac Holmes (Slaves), dándole su propio bajo, la guitarra de James Cubitt y la batería de Nicole Pinto, una oscuridad que necesita beber sangre por necesidad imperiosa de un guión, que descaradamente, se retuerce instrumentalmente hacia METZ, lo que hace desmadrarse más aún a 'You're Doing Fine', colapso que como acto seguido, se digiere a través de los años 70, donde la destrucción masiva del punk de HONEY les abrasa como una infección en su estado más álgido, dando a los vocales el espacio consterando que se merecen, ya que las expectativas personales que antes se vertían sobre ellos no eran del todo favorables a sus intereses.