The Cool Greenhouse - Alexa! 7"

Después de dejarnos K.O. con su álbum debut, Tom aka The Cool Greenhouse viene con fuerzas, e incluso, sonido renovado, en su nuevo 7" "Alexa!", via Melodic Records, aunque la repetitividad weird post-punkiana, para alivio de muchos, sigue presente y así seguirá siempre, ya que es parte fundamental de su ADN, tal y como muestra el tema que da nombre al álbum, cuyas cuerdas, agitadas y reverberadas sistemáticamente, se conjugan con las baquetas en lo que es una canción de amor, (des)virtualizada por esa nueva vida de dependencia obsesiva que la gente empieza a llevar, al dejar que las riendas de su vida las lleve, según palabras del artista, amén hermano, un autómata femenino servil, que para su desgracia, no conoce su propia canción y lo que es más grave, muestra una clara preferencia por la clase media blanca, lo que nos lleva a 'The End Of The World', cuyo ritmo fehaciente invita a perder la cabeza, reclamar el caos lo-fi distorsionado y minimalísticamente garagero, para finalmente, darse ese último placer, aquí visionado a través de la suma de sus elementos instrumentales a lo Rats On Rafts, antes de que nos vayamos todos a la mierda, ya que ese último ticket lo tenemos todos ya comprado.

Gustaf - Mine / Design 7"

Si hay una banda que ha revolucionado el panorama este año, sin duda es Gustaf, y lo ha sido gracias a 'Mine', single debut del quinteto neoyorquino al que ahora sigue 'Design', formando ambos parte del 7" que publica Royal Mountain Records, haciendo que garage y punk se unan en ambas caras del acetato, con BODEGA y The Wants presentes en su sonido para que la rudeza no se apodere de todos sus miembros ni de sus letras en el spoken word que proponen, algo que el segundo tema sigue a rajatabla, aunque por capricho de las cuerdas, éstas se muestran un poco más ariscas y weird de lo habitual, golpe de efecto para que el resto pueda seguir interpretando el papel post-punkiano de Shopping en el escenario, eventualidad sobre la que su volcán sentimental sigue vertiendo lava con detonaciones explosivas atemporales que las hace volcarse en su causa, esa de la que Melissa Lucciola se corona como nueva batería de la banda.

Laundromat

Laundromat esconde otro proyecto más de Toby Hayes (Meet Me In St Louis, Shoes And Socks Off), el cual se hace cargo de ponerle voz y alma a través de su guitarra, siendo las cuerdas del bajo propiedad de Tom Andrews, para así dejar que Chris Banner lleve el ritmo con sus baquetas, aunando el trío en su haber dos EPs, "Blue" y "Green", via Brace Yourself Records, los cuales agitan el espacio interior de su estudio en base a un dream-pop de tono psicodélico australiano cuyo primer reflejo es 'Humans', búsqueda constante del sueño americano a pesar de tener residencia en Brighton, criterio que es apoyado por la magia de BODEGAL I T H I C S, quienes desbordan su magia en 'Slow Clap', desapareciendo con los estruendos cordales que se distancian de esa calma relativa a la que idolatraban, enganchando Tame Impala el tirón para marcarse un solo con el que Jimi Hendrix levantaría su pulgar en señal de aprobación, tremendismo que 'Off' pierde por el camino en pos de derrochar un magnetismo futurista, que sintéticamente, les obliga a volver por sus fueros por mucho que logren plantar su bandera en Woodstock del 69.

UTOPIE - Demo Noveaux Souvenirs

Dos franceses de Lille la están liando pero bien con su "Demo Noveaux Souvenirs", bajo el pseudónimo de UTOPIE y dispuestos a abrir las puertas del infierno, a base de un cold punk que en su discurso aúna distorsión, garage y una revolución con llamadas líricas a sus camaradas, a los cuales, en el tema que da nombre al álbum, llama a filas para reaccionar y coger el toro por los cuernos, levantando el puño para hacer frente a los despropósitos de la sociedad, estándares de resistencia para que 'Décompenser', reúna a todos cuando el paso de la infancia a la vida adulta, hace que abramos los ojos como nunca antes, dejando de lado el obedecer sin rechistar por la subida de azúcar que conlleva 'Fonce', evitando primeramente que el desánimo se apodere de las mentes, y que la banda siga en primera línea de guerra para cambiar el curso de la historia, de ahí que ambos sumen fuerzas al micrófono, ya que rendirse, no es una opción viable,menos cuando a 'Trottoir D'en Face' le sacude por dentro la rabia por defender sus derechos y aunque cae en el intento, ahí queda latente esa demonización ácida de las cuerdas.

CEREMONY east coast - Ruby EP

Sin previo aviso, así ha llegado el último EP de CEREMONY east coast, "Ruby", el cual, de manos de John (voz, guitarra, bajo) y Sandra (batería), arranca con 'Calling For You', donde la psicodelia experimental, convive con las acciones amorosas a la desesperada que se hacen, en pos de no morir en el intento cuando el amor toma un camino distinto por el que uno ha apostado todo, movimientos que traspasan sus fronteras y envuelven a 'My Girl' en una ola de distorsión, garage cromático, electrificación barriobajera y reverberación vocal, en la que el shoegaze agudiza su ingenio cordal para salir a flote ante el noise que se genera cuando la pedalería obra en comunión con todos los instrumentos, llegando a la niebla de 'Sad Moon', cuyo grito ahogado de post-punk, juega con una calma relativa que no es tal, ya que las lenguas de fuego que se dibujan, motivadas por la oscuridad, siguen el curso marcado por los de Virginia, delegando en 'I, Always', la responsabilidad de descargar el infierno definitivo y pulirlo a imagen y semejanza del título del álbum, de ahí esa sublevación sufrida de las altas frecuencias y del ruido blanco, puntilla a ese tiempo en el que el Grinch debe mostrar su mejor cara.

COWER - BOYS

Dicho así, COWER no dice nada, pero si hablamos de que Thomas Lacey (Yards / The Ghost Of A Thousand) es quien lleva la voz cantante, aparte de hacerse cargo de la guitarra, bajo y sinte, elementos que comparte en su totalidad con Wayne Adams (Petbrick / Big Lad) y Gareth Thomas (USA Nails / Silent Front), quien aparte se encarga de la batería, ya entonces podemos empezar a utilizar el sobrenombre de supergrupo, algo que su álbum debut, "BOYS", via Human Worth (Modern Technology) deja bien claro, y es que el sonido de su música, aterriza con la vitola de aunar las versiones de sí mismos que han pasado a lo largo y ancho de sus vidas, canalizando 'Tight Trouser And A Look Of Intent' su majestuosidad, trazando su curiosidad peyorativa, caminos de oscuridad donde las cuerdas poco o nada tienen que hacer cuando su presente más orgánico dictamina sentencia, algo que la experimentación desvía hacia un noise aderezado con espinas sintéticas ochenteras, que agradecidas, sublevan el tema por derroteros más subversivos en 'Proto-Lion Tamer', donde su parte más hardcore asoma por encima del post-punk o la new wave en la que pudieran estar interesados, comiéndose el monstruo vocal el escenario mientras las llamas de apoderan de un derredor, ante el que la sutileza eclesiástica que derrochan, nada puede hacer más que unirse al vendaval de ruido categórico que se le viene encima, no permitiendo sus plegarias que 'Arise You Shimmering Nightmare' se lleve su alma, algo que el pogo de 'Enough' y su excitación gótico cósmica, de tono rebelde, si consiguen.

Heartworms

Jojo Orme es la frontwoman que está electrizando el post-punk con su proyecto Heartworms, amén de darle, en su single debut, 'What Can I Do', via Permanent Creeps Records, un toque lunático con el que viene a decir que es algo que le sale sin ni siquiera planearlo, encontrándose en el ambiente la seducción de Whispering Sons, coqueteando a su vez, el ataque premeditado de sus cuerdas con unas ILL más fantasmagóricas que nunca, recurriendo a la emergencia psicótica en la que desembocan los vocales, en modo spoken word, para vencer sus propios fantasmas, los cuales, gracias a la producción enrevesada de Charlie Weight, se sublevan por encima de su subconsciente, dejando en su segunda reválida, un regusto bajístico sobre el que se dibuja un mundo de paz interior y adornos navideños, tentación a la que los sintetizadores dicen no, al igual que ocurría en las "Quarantine Sessions 2", donde nuestra artista demostraba su grado de oscuridad acompañando a Savage Gary en 'Take One For The Family', percepción que seguro se ajusta en esos temas venideros que estarán ya más que listos para ver la luz.

Richard Rose - Radiation Breeze

Los californianos más vanagloriados aka Richard Rose, debutan en largo con "Radiation Breeze", via In The Red Recordings, dando la sensación de que saben lo que quieren y van a buscarlo, desempolvando 'Red Telephone' un impulso rockero autoritario al que al añadir un toque añejo y chupa de cuero, logra que cualquier confabulador que se precie se devanee los sesos, algo que 'Evil Twin' enrolla en un papel de fumar, contenedor de fuzz, el rollo vocal que se traen Sleaford Mods y un toque de Sonic Youth, atrapando así las olas y los skateparks por igual, difuminando su sonido con la rayadura de sus cuerdas, la cual fusila los oídos a base de tinnitus encriptado en jazz, obra del quinto elemento del supergrupo underground por excelencia, Gravy McKay, quien se desquita a gusto en 'Chain Exchange', logrando que su barrera superflua vuelva a surfear con un ritmo endiablado que no tiene que envidiar a la fragancia con la que han agitado medio mundo y con la que aquí consiguen provocar una avalancha de experimentación tal, que en Woodstock del 69 hubieran acabado con la fiebre del ácido.

The Klittens - Pigeonhole EP

Estando casi metidos en época de celebraciones, hay que sumar que The Klittens debuten con el EP "Pigeonhole", via Geertruida, un regalo fortuito que se desarrolla en alemán para 'Liebe Resi', posando su adoctrinamiento rockero en pos de las baladas mentales de Warpaint, las cuales abandonan en pos de un dream-pop en el que me acuerdo de Melenas en sus momentos más álgidos mientras los vocales, coros incluidos, repasan épocas mejores a las actuales, estallando 'Bleeding Gums' con una felicidad insana que atrae a su ser a unos BODEGA que se decantan por el garage en su versión más lo-fi, adhiriendo con ello una actitud fuzz, grunge y casi psicodélica que deja de lado cualquier estado de debilidad con el que alguien pudiera asociarles, algo de lo que 'Manic Dixi Dream Girl' pasa ocho pueblos, interesada ésta en el universo de Courtney Barnett y el folklore que la rodea, con momentos en los que su cabeza dicta sentencia y deja que el Mr. Hyde de su antecesora se apodere del Dr. Jekyll al que se habían reconvertido.

BELK - Umpire EP

Leeds se le empieza a quedar pequeña tanto a Alex como a George, o lo que es lo mismo, BELK, quienes presentan su segundo EP, "UMPIRE", beligerante en las formas desde 'Chat Pile', la cual no se reprime a la hora de instigar su sonido hacia cotas de terror que la instrumentación interpreta con garage y noise en formato lo-fi, dejando el punk hardcore para el micrófono, sepultando cualquier atisbo de futuro próximo clareado ya sea en su Reino Unido natal como worldwide, concertando también en 'The Garden' el grunge de So Pitted, cuya furia magnética dibuja a la perfección el oscurantismo electrizante que recorren sus cuerdas y baquetas, pero como todo en esta vida, siempre existen momentos de felicidad fuzz, aunque 'Money' sea pura ironía y enseguida se vislumbre otra tormenta eléctrica, algo que al final es esencial para el dúo, ya que es en las adversidades cuando se crecen para que su música se comporte como un campo de concentración stoner de la beatitud perpetua, convirtiéndose 'Japanese Dancer' en su destierro absoluto de esta sociedad, de la cual reniegan para darse una satisfacción utópica.